Posición de V. Makhnychev y V. Zakharov

Universidad Lomonosov de Moscú 2012


Para que os orientéis en el caos que sigue, la regla fundamental es: dama gana contra alfil y caballo pero no contra torre y pieza menor. Por tanto la estrategia del negro es clara: intentar cambiar una de sus piezas menores por el peón (o, posteriormente, por el caballo al que promocionará). En cuanto al meollo del asunto, el final de dama y caballo contra torre, alfil y caballo, mi impresión tras tontear un rato con las bases de datos Lomonosov es que, en condiciones normales (y poned muchas comillas a ese "normales"), el primer bando debería ganar. Por ejemplo, si ubicamos las piezas en esquinas opuestas (rey en a1, dama en b1 y caballo en a2 contra rey en h8, torre en h7, alfil en g8 y caballo en g7) las blancas ganan con 1.Nb4, 1.Nc3, 1.Nc1 o 1.Qb8, es decir, con cualquier jugada que impidar al alfil capturar por las buenas el caballo (la victoria más rápida es 1.Nc3, con mate en unos "meros" 204 movimientos.) Las opciones del negro pasan por intentar encerrar el caballo blanco, buscar un jaque perpetuo o crear una fortaleza, y de todo ello tendréis muestra sobrada a continuación. Cada vez que veáis "!" (respectivamente, "?") junto a un movimiento de las blancas significa que es la única jugada que da la victoria en la correspondiente posición (respectivamente, que es una jugada que echa a perder la victoria); por contra, el signo "!" junto a una jugada del negro implica que es el único modo que este tiene de no perder.

1.Kf5! No hay otra forma de mantener la partida viva. Si 1.Ke6 Rb6+! 2.Kf5 Bf6 o 1.Ke5 Rb5+ 2.Kf4 Nd7 3.Qg8+ (tampoco sirve 3...Qh8+ 4.Kc7! Qxh4 por 4...Rb4+!) 3...Kc7 4.g7 Rb4+ 5.Kf5 Bf6 el alfil impide que el peón llegue a la tierra prometida. 1...Rb5+ 2.Kg4! Ganando un importante tiempo atacando el peón. Si 2.Kf4? sigue 2...Nd7 y si 3.Qg8+ Kc7 4.g7 entonces 4...Nf6. 2...Rb4+ 3.Kf3! 3.Kh5? se antoja más lógica, acompañando al peón en su aventura, pero al cabo las piezas blancas se aturullan y el negro genera suficiente contrajuego. La partida podría seguir 3...Nd7 4.Qh8+ Ke7! (ciertamente no 4...Kc7 en vista del jaque en c3) 5.g7 Bf6 6.g8=N+ Ke6! 7.Qh6 Rh4+. Más interesante es la alternativa 3.Kh3?. Los ordenadores convencionales apuestan decididamente por ella, pero se engañan. Lo que Houdini y compañía ven es que tras 3...Nd7! 4.Qh8+ Ke7! 5.Qc3 Re4! 6.Qa3+ Kf6! 7.Qd6+ Kg7! 8.Qxd7+ se gana una pieza sin perder el peón, ya que 8...Kxg6 no vale por 9.Qd3 Kf5 y ahora 10.Qd5+!. Sin embargo el negro se salva con 8...Re7! 9.Qd5 Bf6! 10.Qh5 Kg8: a pesar de su ventaja material las blancas no pueden penetrar. 3...Nd7 4.Qh8+! 4.Qg8+? Kc7 5.g7 Bf6 es estéril. 4...Ke7 5.g7! El impulsivo jaque 5.Qh7+? Ke6 6.g7 Nf6! no hace más que llevar el rey negro a un casilla mejor. 5...Bf6 En circunstancias normales 5...Nf6 sería suficiente para empatar, pero existe un matiz táctico: 6.Qf8+! Ke6 7.Qxb4. 6.g8=N+! Esta imprescindible subpromoción le da a la posición un sabor especial. Si 6.g8=Q? Bxh8 las blancas no pueden ganar. 6...Ke6 7.Qh3+! 7.Qh5 es plausible pero insuficiente: tras 7...Ne5+! 8.Ke3 Ng4+ el recién nacido potrillo blanco no podrá escapar indemne del corral. 7...Kd6 8.Kg2! Se completa así una notable secuencia de ocho jugadas iniciales únicas. La inoportunidad de 8.Nh6? es patente: 8...Rb3+. Hay que hilar mucho más fino para entender por qué 8.Ke2? no carbura. La explicación reside en 8...Re4+! 9.Kf3 Ra4. Si se continúa, al estilo de la partida, con 10.Kg2 Ra2+! 11.Kf1 Ra1+! 12.Ke2 Ra2+! 13.Kd1 Ra1+! 14.Kc2 Ra2+!, el rey no puede escapar de los jaques; si 15.Kb3 Rb2+! 16.Ka3 entonces 16...Nc5 fuerza el empate, mientras que 16.Kc4 sería nefasta por 16...Nb6+. 8...Rb2+ 9.Kf1 Rb1+ 10.Ke2 Rb2+ 11.Kd1 Rb1+ 12.Kc2 Rb2+ 13.Kc1 Rb5 Al negro le encantaría disponer de 13...Ra2, pero por desgracia el rival juega 14.Qd3+ Ke6 15.Qb3+ y adiós torre. 14.Qh6 El corcel ha de esperar su momento: 14.Nh6? Bg5+!. Por su parte 14.Qh7?, que más adelante será crucial, falla por 14...Bg5+, dominando al caballo para los restos. 14...Rc5+ Antes de defender el alfil atacado el negro prolonga el drama despachando unos cuantos jaques. Si 14...Ke6 15.Qg6! Rg5 16.Qe8+! Kd6 ya es posible 17.Nh6!. 15.Kb1 Rb5+ 16.Ka2 Ra5+ 17.Kb3 Rf5 18.Ka3 Hay que tener paciencia. 18.Qh7? Nc5+ 19.Kc2 Rf2+! 20.Kd1 Bc3 da demasiada vida a las fuerzas negras. 18...Rf3+ 19.Ka2! No conviene aventurarse en tierras demasiado lejanas. Tras 19.Kb4? Ke6 20.Qh7 Ne5 21.Nh6 Be7+ 22.Kb5 Rb3+ rey y caballo se han intercambiado como rehenes. 19...Ke6 20.Qh7! Ahora sí hay que hacer esta jugada. En cambio 20.Qg6? Ne5! 21.Qe8+ Kd6 22.Nh6 Rf2+! 23.Kb3 Nc6! 24.Ng4 Rb2+! 25.Ka3 Bc3 permite a las negras mantener el control de la situación. 20...Ne5 21.Nh6! Justo a tiempo. El negro ya tenía ...Bg5 en la recámara. 21...Rf2+ Es verdad que la clavada 21...Rh3 se defiende sin problemas, 22.Qf5+, pero no es menos cierto que las piezas negras están espléndidamente dispuestas para el ataque. ¿Será suficiente para sobrevivir? 22.Kb1! Las bases de datos Lomonosov diagnostican tablas luego de 22.Kb3? Be7!; entenderemos enseguida el porqué. 22...Rf4 Intentando que el caballo siga bajo arresto. Antes 22...Be7 valía, ahora no: 23.Qg8+! Kf6 24.Qh8+! Ke6 25.Qc8+ Kf6 26.Qc3 Rg2 (notemos que si el rey estuviera en b3 en lugar de b1, el negro tendría 26...Rf3; por otro lado, 26...Bf8 no vale por 27.Ng4+!) 27.Qb3 Rg1+ 28.Kc2 Bc5 29.Qd5 Re1 30.Qd8+ (30.Qxc5 Rc1+!) 30...Kg6 31.Qc8 Kf6 (31...Kxh6 32.Qh3+! Kg6 33.Qg3+!) 32.Qf5+ Ke7 33.Ng8+. 23.Qg8+! El juego sigue exigiendo una precisión inhumana. Bastaría dejar escapar un tiempo, por ejemplo con 23.Kc2?, para que todo se fuera por la borda: 23...Be7 24.Qg8+ Kf6! 25.Qh8+ Ke6! 26.Qc8+ Kf6! 27.Qc3 Bf8 28.Ng8+ Ke6! y el caballo ha vuelto a caer el pozo. 23...Kd6 24.Ka2 24.Qc8? Kd5! 25.Nf5 libera el caballo, pero a un precio demasiado alto: 25...Rb4+ 26.Ka2 Nc4. 24...Nc6 Es posible dar jaques durante un tiempo, 24...Rf2+ 25.Kb3 Rf3+ 26.Kc2 Rf2+ 27.Kd1 Rf1+ 28.Ke2 Rf4 29.Ke3 Rf3+ 30.Ke4, pero de repente la dama tiene un jaque muy desagradable en d5. 25.Ng4! Esta, y no 25.Nf7+? Kc5, es la ruta correcta hacia la libertad. 25...Bd4 26.Qg6+! Un mínimo titubeo, 26.Kb1? Ne5! 27.Nh2 Rf2, y huiríamos de la sartén para caer en el fuego. 26...Kd5 La armada negra se ha instalado en el centro y no será fácil desalojarla de allí, pues al menor descuido puede atacar indistintamente a rey o caballo; de ahí los signos "!" que aparecen aquí y allá, en los que me perdonaréis (y seguramente me agradeceréis) que no me detenga demasiado a partir de ahora. 27.Qg5+ Ke4 28.Kb1 Nb4 29.Qe7+! Kd3 30.Qh7+! Ke2 31.Qh2+ Kf3 32.Qh3+ Ke4 33.Qg2+ Kd3 34.Qg3+! Ke4 35.Qe1+ Kd3 36.Qd1+ Ke4 37.Qe2+ Kd5 38.Kc1 Kd6 39.Qh2 Nd5 40.Kd2! Bc3+ 41.Ke2! A título de ilustración: 41.Kd3? Kc5! 42.Nf2 Rf3+! 43.Ke2 Re3+! 44.Kf1 Re1+ 45.Kg2 Re2! 46.Kf3 Re3+! 47.Kg4 Be1! 48.Nd1 Rd3! 49.Qc2+ Rc3 (aprovechando que no es posible 50.Nxc3 por 50...Ne3+) 50.Qf5 Kd4! y finalmente se fuerza el cambio en e3. 41...Bd4 42.Qh6+ Kd7 43.Qh7+ Kc6 44.Qg8 Kc5 45.Kd3 Nb4+ 46.Kd2 Nd5 47.Qc8+ Kd6 48.Nh6 Desesperante. El caballo cambia de ruta e intenta huir por el norte. 48...Bc3+ 49.Ke2 Re4+ 50.Kf2 Rf4+ 51.Kg1 Bd4+ 52.Kh2! Una variante curiosa es 52.Kg2? Bf2 y si ahora 53.Qe8 para apoyar el salto a f7 el negro tiene 53...Ne3+ 54.Kh2 Rh4#! ¡y mate! 52...Ne3 53.Qd8+! Kc6 54.Qe8+ Kc5 55.Nf7! Es de suponer que a partir de aquí Nd8-e6 etc., ¿verdad? 55...Rf2+ 56.Kh3! Rf3+ 57.Kh4 Rf5 58.Nh6! Pues no. 58...Rf1 59.Qa8 Kb4 60.Kh5 Kc3 61.Qc8+ Kd3 62.Kg6 Rf2 63.Qa8 El rey se ha arremangado y está ayudando a sacar la burra del fango. Y sin embargo 63.Nf7? es todavía prematuro, 63...Rf6+!. 63...Rf1 64.Qb8 Kd2 65.Qb3 Ke2 66.Qb5+ Kd2 67.Qg5 Kc2 68.Kh7 Kd3 69.Qb5+ Kc3 70.Qa5+ Kd3 71.Qg5 Rf6 72.Qb5+ Ke4 73.Qb7+ Kd3 74.Qd7 No hay manera: 74.Nf7? Nf5! 75.Nd8 Rh6+! 76.Kg8 Rh8+!. 74...Kc3 75.Qe8 Kd2 76.Qb5 Kc2 77.Qe2+ Kc3 78.Qh5 Rf1 79.Qg6 Rf6 80.Qe4 Kc4 81.Qe8 Kd3 82.Ng8 El día de la marmota en versión ajedrecística: el caballo ha vuelto a la casilla que lo vio nacer. Pero si 82.Nf7? entonces 82...Nf5! como antes. 82...Rf1 83.Ne7 Venga, a ver si hay más suerte por aquí... 83...Rh1+ 84.Kg6! Rg1+ 85.Kf7! Rf1+ 86.Ke6 Rf6+ 87.Kd7 Bc5 88.Nc6! Nd5 89.Nd8 El cuerpo nos pide a gritos 89.Ne5+, que de hecho es suficiente para ganar, pero el implacable artefacto de la Universidad Lomonosov sigue sus propias reglas. 89...Rd6+ 90.Kc8 Ne7+ No es por nada, pero ¿no parece esto un tanto arriesgadillo para el blanco? 91.Kc7! Y tanto: 91.Kb7? Kc3! 92.Nf7 Rb6+! 93.Kc7 Nd5+! 94.Kc8 Rc6+! 95.Kd8 Bb6+ 96.Kd7 Nf6+. 91...Nd5+ 92.Kb7 Rb6+ 93.Kc8! Ne7+ 94.Kd7 Nd5 95.Qe1 Rd6+ 96.Kc8! Be3 97.Qd1+ Ke4 98.Qc2+ Kd4 99.Qa4+ Ke5 100.Qh4 Llegamos al punto kilométrico 100 sin novedad en el frente: 100.Nf7+? Ke6 101.Nxd6 Nb6+!. 100...Kf5 101.Qh3+ Ke4 102.Nf7 Rc6+ 103.Kd8 Kd4 104.Ke8 Rc7 105.Kf8 Bf4 106.Qe6 Ra7 107.Qe2 Be3 108.Qg4+ Kc5 109.Qc8+ Kd4 110.Qb8 Kd3 111.Kg8 Rc7 112.Qb5+ Kd4 113.Qa4+ Kc5 114.Qa6 Kd4 115.Kf8 Bd2 116.Qf1 Bc3 117.Kg7 Rc6 118.Kg8 Nf6+ 119.Kf8 Rc8+ 120.Kg7! Ne4 121.Qb5 Ke3+ 122.Kh7! Rc7 123.Qb6+ Rc5 124.Qe6 Kf4 125.Qh6+ Kf3 126.Qh3+ Ke2 127.Kg8 Rc6 128.Kf8 Bb4+ 129.Kg7! Bc3+ 130.Kg8 Rf6 131.Qh4 Kd3 132.Nd8 Kd4 133.Qg4 Ke5 134.Qe2 Kf4 135.Qc4 Kf3 136.Qb3 Kf2 137.Ne6 ¡Descorchemos el champán!: el caballo pone su pezuña por vez primera en una de las dieciséis casillas centrales. 137...Ke3 138.Qa2 Rf3 139.Qc2 Be5 140.Qd1 Bc3 141.Qc1+ Kd3 142.Nf4+ Kc4 143.Ng2 Oh,oh.. 143...Rf2 144.Nh4 Nf6+ 145.Kg7 Ne4+ 146.Kg6 Rf6+ 147.Kh5 Kd4 148.Qd1+ Ke3 149.Qb1 Bd2 150.Ng6 Ng3+ 151.Kh6 Bc3 152.Qc1+ Kd3 153.Qg1 Ne4 154.Kh7! Rd6 155.Kg8 Rd8+ 156.Kf7! Rd7+ 157.Ke6! Rd6+ 158.Ke7 Bf6+ 159.Ke8 Rd8+ 160.Kf7 Rd7+ 161.Ke6 Rd6+ 162.Kf5! Rd5+ 163.Kf4 Bg5+ 164.Kg4! Ke2 165.Qa7 Bd2 166.Qe7 Rg5+ 167.Kh3! Ke3 168.Nh4! Rg3+ 169.Kh2 Rg4 170.Qa3+ Bc3 171.Qa7+! Ke2 172.Ng2 Be5+ 173.Kg1! Nd2 174.Qf2+! Kd1 175.Kh1! ¿De veras estamos más cerca ahora de la victoria que cuando destapamos, acaso prematuramente, nuestro mejor espumoso? Maldito seas, Lomonosov. 175...Bd4 176.Qe1+! Kc2 177.Qe2! Evitando 177.Qe8? Ne4, que atraparía a medio ejército blanco en el rincón. A partir de aquí el blanco no volverá a pasar apuros, y en las raras ocasiones que aparezca un movimiento crítico estará conectado (con una importante excepción) a un tema táctico más o menos sencillo. Aunque de ahí a ganar... 177...Re4 178.Qh5 Nf1 179.Qd5 Nd2 180.Qf5 Kd1 181.Nf4 Be5 182.Qh5+ Kc2 183.Ng6 Bf6 184.Kg2 Bg5 185.Qh7 Kd1 186.Qh8 Be3 187.Qh5+ Kc2 188.Nh4 Bd4 189.Nf5 Be5 190.Qe8 Rg4+ 191.Kh3! Las jugadas se suceden unas a otras sin descanso. Un par de limpias variantes para que no os durmáis al volante: 191.Kf2? Bd4+! 192.Ke1 Rg1+ 193.Ke2 Rg2+ 194.Ke1 Nf3+ 195.Kf1 Rf2# y 191.Kh1? Kd3! 192.Qxe5 Rg1+! 193.Kxg1 Nf3+. 191...Re4 192.Qc8+ Kd1 193.Qc5 Nc4 194.Nh6 Nd2 195.Ng4 Bd4 196.Qb5 Rf4 197.Kh4 Be3 198.Qd3 Bd4 199.Kh5 Re4 200.Qa3 Rf4 201.Qd6 Re4 202.Nh6 Bf2 203.Kg6 Rc4 204.Qe5 Bb6 205.Qg3 Rc6+ 206.Kg7 Rc4 207.Nf7 Bc7 208.Qg1+ Kc2 209.Nh6 Be5+ 210.Kg8 Re4 211.Nf5 Bf4 212.Qh1 Be5 213.Qh3 Kd1 214.Kf8 Bf4 215.Qg4+ Ke1 216.Qg2 Be5 217.Qh1+ Ke2 218.Ke8 Bg3+ 219.Kd7 Bf2 220.Ne7 Rd4+ 221.Nd5 Tras esta simbólico avance, en el que vemos al tenaz equino por fin (aunque no por mucho tiempo) instalado en el cogollo del tablero, me despido por un buen rato: es claro que el blanco anda ya más desahogado, pero no me pondré en evidencia fingiendo entender algo de lo que ocurre en las próximas ciento y pico jugadas. 221...Kd3 222.Kc6 Rh4 223.Qg2 Rc4+ 224.Kb5 Be3 225.Qh1 Bc5 226.Qh7+ Ke2 227.Qh5+ Ke1 228.Kc6 Bd4+ 229.Kd6 Bf2 230.Kd7 Rd4 231.Qh1+ Ke2 232.Ke6 Rh4 233.Qg2 Rc4 234.Ke7 Nf3 235.Qh3 Re4+ 236.Kd8 Rd4 237.Qh5 Bg3 238.Qe8+ Be5 239.Qb5+ Kf2 240.Kc8 Re4 241.Kb7 Bd4 242.Qc6 Rg4 243.Ka6 Rg7 244.Nb4 Re7 245.Nd3+ Ke3 246.Qc1+ Ke4 247.Nb4 Re5 248.Qb1+ Ke3 249.Qc2 Rc5 250.Qd3+ Kf4 251.Qe2 Kg3 252.Qe7 Rh5 253.Nd3 Rh6+ 254.Ka5 Rh4 255.Qe6 Bc3+ 256.Ka6 Bd4 257.Qc6 Be3 258.Qe8 Bd4 259.Qb8+ Kg2 260.Qg8+ Kh3 261.Qg6 Rg4 262.Qc6 Kg3 263.Qc7+ Kh3 264.Nf4+ Kh4 265.Qd6 Kg3 266.Ng6+ Kf2 267.Qe6 Rg1 268.Nf4 Ra1+ 269.Kb7! Ra7+ 270.Kb8 Ra3 271.Qe2+ Kg3 272.Nd3 Rb3+ 273.Kc8 Rb6 274.Qe4 Rf6 275.Kd7 Bc3 276.Nc5 Bd4 277.Ne6 Be5 278.Ng5 Bb2 279.Qe3 Kg4 280.Ne4 Rf7+ 281.Kc6 Rf5 282.Nf2+ Kg3 283.Nd3 Be5 284.Kd7 Rf7+ 285.Ke8 Rf5 286.Qc5 Kg4 287.Nf2+ Kg5 288.Qd5 Kg6 289.Nd3 Bg7 290.Qe4 Kg5 291.Ke7 Bd4 292.Kd7 Rf6 293.Kc8 Rf8+ 294.Kb7 Rf7+ 295.Ka6 Rf6+ 296.Ka5 Bc3+ 297.Ka4 Ra6+ 298.Kb5! Ra5+ 299.Kb6 Rf5 300.Qe7+ Kg6 301.Qe8+ Kg5 302.Kb7 Bd4 303.Qe7+ Kh5 304.Qe4 Rf7+ 305.Ka6 Rf6+ 306.Kb5 Kg5 307.Nb4 Be5 308.Nd5 Rf5 309.Qe3+ Kh5 310.Ka6 Rf7 311.Qf2 Ng5 312.Qc2 Nf3 313.Qc8 Kg5 314.Qe6 Rf5 315.Kb7 Bd4 316.Qe7+ Bf6 317.Qe3+ Kh5 318.Qe4 Kg5 319.Nc7 Nd4 320.Qg2+ Kh5 321.Nd5 Nf3 322.Ne3 Rf4 323.Qh3+ Nh4 324.Qe6 Kg5 325.Qd5+ Kg6 326.Qd6 Kg5 327.Qc5+ Kg6 328.Qc7 Kg5 329.Nd5 Rf3 330.Qc1+ Kg4 331.Ne3+ Kg5 332.Nc4+ Rf4 333.Nb6 Kg4 334.Qd1+ Kg3 335.Nd5 Rf3 336.Qd2 Kg4 337.Ne3+ Kh5 338.Nc4 Bg5 339.Qd1 Bf4 340.Nb6 Bg3 341.Nd7 Kg5 342.Qd5+ Rf5 343.Qe4 Rf4 344.Qe7+ Kg4 345.Qe6+ Kf3 346.Nf6 Kg2 347.Qd5+ Kh2 348.Ne4 Nf5 349.Ng5 Nd6+ 350.Kb6 Bf2+ 351.Kc7 Bg3 352.Kd7 Nf5 353.Qd2+ Rf2 354.Qd1 Rf4 355.Qe2+ Rf2 356.Qh5+ Kg2 357.Kc6 Rc2+ 358.Kd5 Rd2+ 359.Kc4 Rf2 360.Qh3+ Kg1 361.Kb4 Rf1 362.Ka5 Rf4 363.Ka6 Ra4+ 364.Kb5 Rf4 365.Ka5 Rf2 366.Qh8 Kg2 367.Qc3 Rf4 368.Qd2+ Kf1 369.Qd5 Nd4 370.Kb6 Bf2 371.Kc7 Rh4 372.Qe5 Kg2 373.Ne4 Kf3 374.Nd2+ Kg2 375.Qd5+ Kh2 376.Kb7 Rh7+ 377.Ka6 Rh6+ 378.Ka5 Rh4 379.Qd6+ Kh3 380.Qd7+ Kg2 381.Qb7+ Kg3 382.Qg7+ Rg4 383.Nf1+ Kh3 384.Qd7 Kh4 385.Qh7+ Kg5 386.Qg7+ Kf4 387.Qc7+ Kg5 388.Nd2 Rf4 389.Qg7+ Kf5 390.Nc4 Nf3 391.Nd6+ Ke6 392.Ne8 Kf5 393.Ka6 Bd4 394.Nd6+ Ke6 395.Qg8+ Kf6 396.Qh7 Ke6 397.Ne4 Kd5 398.Qb7+ Ke6 399.Ng3 Be5 400.Qb3+ Kd6 401.Qb6+ Ke7 402.Ne4 Kf7 403.Qh6 Kg8 404.Qe6+ Kh8 405.Qe7 Rf5 406.Kb6 Bg7 407.Ng3 Rf6+ 408.Kb5 Nd4+ 409.Kc4! Ya estoy de vuelta. Obviamente ha habido novedades y el blanco ha asumido la iniciativa hasta el punto de arrinconar al rey adversario en una esquina. Aun así más le vale mirar donde pone el pie no se lo vayan a cortar, véanse 409.Kb4? Nc6+, 409.Kc5? Bf8, 409.Ka5? Nc6+ y 409.Ka4? Ra6+! 410.Kb4 Nc6+!. 409...Rc6+ 410.Kd3 Rc3+ 411.Ke4 Rc6 412.Qe8+ Kh7 413.Kd3 Rd6 414.Qh5+ Kg8 415.Ne4 Rd8 416.Ke3 Bh6+ 417.Kf2 Rf8+ 418.Kg2 Kh7 419.Ng3 Ne6 420.Qh4 Ng7 421.Qe4+ Kg8 422.Qd5+ Kh7 423.Qd6 Rf7 424.Qd3+ Kg8 425.Qd5 Bc1 426.Kh3 Ba3 427.Kg4 Be7 428.Qc4 Kf8 429.Qc8+! Me encanta este momento. ¿Por qué no jugar la más que natural 429.Ne4? centralizando el caballo? La respuesta es que el negro se construye con 429...Rf5! una inexpugnable fortaleza. Su rey defiende alfil y caballo desde las casillas f7 y f8, y la torre está a salvo en f5, g5 y h5. El alfil de e7 es la piedra más vulnerable del muro, pero si las blancas intentan atacarlo con la dama y el caballo la torre puede desplazarse a la columna e y defenderlo desde allí. 429...Ne8 430.Nf5 Rf6 431.Qd7 Rf7 432.Qd3 Bf6 433.Qe3 Be7 434.Qh6+ Kg8 435.Qh1 Rh7 436.Qd5+ Kf8 437.Kf3 Nf6 438.Qe5 Ne8 439.Ke2 Bf6 440.Qd5 Rf7 441.Kd2 Bg5+ 442.Kc2 Rc7+ 443.Kb2 Bf6+ 444.Kb1 Rh7 445.Qf3 Ra7 446.Qb3 Rc7 447.Qb4+ Kf7 448.Qb6 Rd7 449.Qb3+ Kf8 450.Nh6 Rg7 451.Qa3+ Be7 452.Qf3+ Bf6 453.Ng4 Ke7 454.Kc2 Rg5 455.Qe3+ Kf7 456.Qb3+ Kf8 457.Qe6 Bg7 458.Ne3 Re5 459.Qb6 Bf6 460.Ng4 Rf5 461.Qe6 Rf4 462.Qc8 Bd4 463.Qd7 Bg7 464.Ne3 Rf2+ 465.Kb1 Curiosísimo. Por lo visto, el papel del rey a partir de este momento es estar lo más lejos posible del campo de batalla, a resguardo de jaques impertinentes; mientras tanto, sus esbirros bregan para expulsar al enemigo del rincón donde, como hemos visto, es mucho más difícil de rematar de lo que cabría esperar. 465...Rf7 466.Qc8 Rc7 467.Qa6 Rd7 468.Qa3+ Kf7 469.Qb3+ Kf8 470.Qb4+ Nd6 471.Qf4+ Kg8 472.Nd5 Nf7 473.Qc4 Ra7 474.Nf4 Rb7+ 475.Kc2 Rb2+ 476.Kd1 Rb6 477.Qc8+ Kh7 478.Qc7 Rd6+ 479.Ke2 Kg8 480.Qe7 Bf8 481.Qe8 Ng5 482.Qc8 Rf6 483.Qg4 Bh6 484.Nh5 Re6+ 485.Kf1 Re5 486.Qc8+ Bf8 487.Qc2 Re6 488.Qa2 Kh7 489.Qg2 Kh6 490.Qh1 Rb6 491.Nf4+ Kg7 492.Qh5 Nh7 493.Qg4+ Kf7 494.Qd7+ Be7 495.Qd5+ Kf8 496.Ne6+ Ke8 497.Qh5+ Kd7 498.Ng7 Nf6 499.Qf5+ Kc7 500.Qe5+ Kd7 501.Qd4+ Tras unas redondas mil y una jugadas entre ambos bandos la victoria parece tan escurridiza como la astuta Sherezade; y sin embargo aguardan importantes novedades a la vuelta de la esquina. 501...Kc7 El rey opta por defender la torre; tras 501...Kc6 se continuaría más o menos como en la línea principal. La aparentemente más compacta 501...Rd6 se doblega con 502.Qa7+ (se demuestra que la sutilísima 502.Kg2 acelera el mate en una jugada, pero con esto es más que suficiente) 502...Kd8 503.Nf5 Re6 504.Qb8+ Kd7 505.Qb7+ Kd8 506.Nd4 Re4 (506...Rd6 507.Nc6+ y se pierden el alfil o la calidad) 507.Qa8+ Kc7 508.Qc6+ Kd8 509.Ne6+. 502.Qe3 Nd5 Mover el alfil atacado tampoco es suficiente, por ejemplo 502...Bb4 503.Ne6+ Kc6 (protegiendo a la torre a la vez que se previene el posible jaque 504.Qf3+ con 504...Nd5, prolongando la resistencia de las negras) 504.Qc1+ Kd5 505.Nc7+ Kd6 506.Qf4+ Kc6 507.Na8 Nd5 508.Qh6+. 503.Qe5+ Kc6 504.Nf5 A base de finos golpes, el blanco va deteriorando la coordinación de las piezas enemigas. 504...Rb7 504...Bb4 sigue sin ser suficiente: el blanco activa una secuencia de clavadas y ataques dobles que termina por desarbolar a su adversario, 505.Qe4 Kc5 506.Qd4+ Kc6 507.Qc4+ Bc5 508.Qe4 Bb4 509.Ne3 Rb5 510.Qe6+ Bd6 511.Nf5. 505.Qe4 Kc5 506.Qc2+ Kb6 O bien 506...Kb5 507.Nd4+ Kb6 508.Qc6+. 507.Qb3+ Kc6 508.Nd4+ ¡Por fin! El rey está sobrecargado y no puede defender al caballo y la torre a la vez. Entretanto su homónimo lleva siglos tostándose al sol en las antípodas... 508...Kc5 509.Qxb7 Kxd4 510.Kf2 Ke4 511.Qb1+ Kd4 512.Qg6 Bf6 513.Kf3 Be7 514.Qg1+ Kc4 515.Qg4+ Kc5 516.Ke2 Nf6 517.Qf5+ Kd4 518.Qf4+ Kd5 519.Kf3 Ke6 520.Qc4+ Kf5 521.Qa6 Nd7 522.Qd3+ Ke6 523.Qe3+ Kd6 524.Kf4 Nc5 525.Kf5 Bf8 526.Qf3 Nd7 527.Qc3 Ke7 528.Qd4 Ke8 529.Ke6 Nc5+ 530.Kd5 Nd7 531.Kc6 Nb8+ 532.Kb6 Nd7+ 533.Kc7 Nc5 534.Qc4 Be7 535.Qg8+ Bf8 536.Kc6 Zugzwang. La presión blanca ha forzado al contingente enemigo hacia uno de los bordes del tablero, y el caballo ha de marcharse al destierro ya que a 536...Nd7 sigue 537.Qe6+. 536...Na6 537.Qe6+ Be7 538.Qc8+ Kf7 539.Qxa6 El resto es trivial. 539...Ke6 540.Qd3 Bg5 541.Qe4+ Kf6 542.Kd6 Bd2 543.Qe5+ Kg6 544.Ke6 Bg5 545.Qf5+ Kh5 546.Qf3+ Kh6 547.Qf7 Bh4 548.Kf5 Bg5 549.Qg6# 1-0