Estudio de V. Anufriev y B. Gusev

Shakhmaty v SSSR 1986


En la limpia posición de partida el peón extra de las blancas está compensado con creces por el alfil negro de la gran diagonal. Su colega blanco debería disputársela de algún modo, pero no se intuye cómo. La senda hacia el empate es angosta y oculta, como veréis, más de una sorpresa:

1.Kg8! La única casi por eliminación, ante la obvia amenaza ...Bb2 y ...a1=Q. La directa 1.h8=Q? no sirve: 1...Ke4+ 2.Kg8 Bxh8 3.Kxh8 a1=Q+ 4.g7 Kf5 5.Kh7 Qa7 6.Kh8 Qd4 7.Kh7 Qh4+. La jugada 1.Bd6? será en su momento muy efectiva, pero aquí falla simplemente por 1...Kd5+, y otro tanto puede decirse de 1.Bf4? Ke4+. 1...Ke4 1...Kd5 permite al blanco escapar más fácilmente. El truco está en la ya mencionada 2.Bf4!, dado que 2...Bb2 3.Bc1! Bc3 4.Bd2 Bd4 5.Be3 Be5 6.Bf4 etcétera son tablas posicionales; por el contrario, 1...Kd5 2.Bg3? Bb2! pierde. Por supuesto, tras 1...Kd5 2.Bf4 Bb2 3.Bc1 siempre existe la posibilidad de coronar, pero no sirve de gran cosa. Por ejemplo 3...a1=Q 4.Bxb2 Qa8+ 5.Kg7 Qb7+ 6.Kg8 Qb8+ 7.Kf7 Qxb2 8.g7. 2.Bd6! Kf5 No hay futuro en 2...Bb2 3.Ba3! Bc3 4.Bb4, como ya sabemos. 3.Bf8! Como el que no quiere la cosa, el alfil blanco se ha activado e incluso asoma la amenaza 4.g7. Pero las negras también juegan. 3...Bh8! ¡Aguantando el pulso! Este ingenioso recurso se hace necesario por la variante 3...Kxg6 4.h8=Q! Bxh8 5.Bg7! Bxg7 y tablas por ahogado. 4.g7! No hay que apresurarse en capturar el alfil; 4.Kxh8? pierde por 4...a1=Q+. Si, por ejemplo, 5.g7 (5.Kg8 Kxg6 6. h8=Q Qa2#), lo más rápido es 5...Kg6 6.Kg8 Qe5 7.h8=N+ (7.h8=Q Qe6#) 7...Kf6 8.Kh7 Qh5+ 9.Kg8 Qf5 10.Nf7 Qd5 11.Kh8 Qh5+ 12.Kg8 Qxf7+ 13.Kh8 Qh5+ 14.Kg8 Qg5 y enseguida llega el mate. 4...a1=Q 5.gxh8=N! Tras la promoción natural 5.gxh8=Q? la dama negra sube por la escalera y da mate: 5...Qa2+ 6.Kg7 Qb2+ 7.Kg8 Qb3+ 8.Kg7 Qc3+ 9.Kg8 Qc4+ 10.Kg7 Qd4+ 11.Kg8 Qd5+ 12.Kg7 Qe5+ 13.Kg8 Qe6+ 14.Kg7 Qg6#. 5...Qa2+ Si 5...Qg1+ 6.Bg7 no hay manera de penetrar la defensa blanca y evitar a la vez que el peón corone. 6.Nf7! 6.Kg7? sería ahogarse a un paso de la orilla. La continuación más precisa es 6...Qa7+ 7.Be7 Qxe7+ 8.Nf7 Ke6 9.h8=Q Qxf7+ 10.Kh6 Qf4+ 11.Kh7 Qf5+ 12.Kh6 Qh3+ 13.Kg7 Qg4+ 14.Kh6 Qh4+ 15.Kg7 Qg5+ 16.Kh7 Kf7 y la amenaza 17...Qh5# es inapelable. 6...Kg6 Ahora 7.h8=Q Qxf7# parece inevitable, pero 7.h8=N+! mantiene el equilibrio. El alfil se mueve por las casillas f8, g7 y h6, el rey tiene g8 y h7 a su disposición y no hay nada que las negras puedan hacer al respecto. 1/2-1/2